domingo, 26 de febrero de 2012

La fábrica del bosque




Antigua fábrica de ladrillos en ruinas.








- ¿Eres capaz, tú, Scarlett O'Hara, de decirme a mi que esta tierra de Tara no te importa nada?

     Scarlett movió la cabeza obstinadamente. Sentía demasiado dolorido su corazón para que la preocupase irritar a su padre,

- La tierra es la única cosa del mundo que tiene algún valor - murmuró él, haciendo con sus cortos y gruesos brazos amplios ademanes de indignación - porque es la única que perdura. ¡No lo olvides! Es la única cosa que merece que trabajemos por ella, que luchemos por ella, que muramos por ella.

- ¡Oh, papá! - protestó Scarlett - ¡Hablas como un irlandés!


                                                     Lo que el viento se llevó. Margaret Mitchell

No hay comentarios:

Publicar un comentario