lunes, 20 de febrero de 2012

La mansión de la Aurora



Una gran casa de muñecas a tamaño real cuyos inquilinos se extraviaron hace mucho tiempo.





























    La casa era importante. En eso, Dag y ella estaban de acuerdo. La casa era como una realidad viviente. Animada.
Por todas partes, misteriosos rincones y escondrijos. Profundos armarios y negros guardarropas. Arcos entre las habitaciones. Estufas de azulejos. Brillantes ventanitas de latón. Misteriosas hornacinas.

En la parte superior del armario de Nora había un pequeño cubo azul lleno de bolitas de piedra y un bolso bordado con perlas en el que había un frasquito de perfume y una fotografía amarillenta. Cuando destapó el frasco comprobó que seguía oliendo a perfume. La fotografía representaba a dos mujeres jóvenes y a una niña entre ellas. En el reverso estaba escrito: "Agnes y Hedvig, 1907" No ponía quién era la niña.

                                                                                         Agnes Cecilia. María Gripe.

6 comentarios:

  1. Un lugar para soñar, he visto muchos reportajes de este lugar, pero ninguno tan completo como el tuyo, lo que me extraña es que los vándalos no hayan estado todavía por allí.
    Mis felicitaciones por este increíble reportaje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David, se me quedaron muchas cosas en el tintero por falta de luz y tiempo. Más adelante espero poder publicar una segunda parte, ya que el sitio lo merece :)

      Eliminar
  2. La tarjeta de visita de la muerte, el féretro blanco y el tablero de damas. Empieza la partida.
    ► Caput anguli XXXVII
    ► Caput tympani XXVI(a-e)

    ResponderEliminar
  3. Que preciosidad de casa !!!!! y de fotos. Imagino lo que se podria hacer con un monton de dinero y ganas de gastarlo en restaurarla, podria quedar como para un parador nacional, hotel de lujo o algo por el estilo porque realmente es divina
    Espero impaciente las siguientes partes :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí... Pero si nadie la rescata espero que se mantenga así durante mucho tiempo, sólo tocada por el polvo.

      Eliminar