martes, 28 de febrero de 2012

Olor a colonia














      El trabajo iba mal. El Quimet decía que el trabajo le volvía la espalda pero que al final se arreglaría, que la gente andaba muy alterada y no pensaba en restaurar sus muebles o en hacerse otros nuevos. Que los ricos se hacían los enfadados con la república.

                                                             La Plaza del Diamante. Mercè Rodoreda

domingo, 26 de febrero de 2012

La fábrica del bosque




Antigua fábrica de ladrillos en ruinas.








- ¿Eres capaz, tú, Scarlett O'Hara, de decirme a mi que esta tierra de Tara no te importa nada?

     Scarlett movió la cabeza obstinadamente. Sentía demasiado dolorido su corazón para que la preocupase irritar a su padre,

- La tierra es la única cosa del mundo que tiene algún valor - murmuró él, haciendo con sus cortos y gruesos brazos amplios ademanes de indignación - porque es la única que perdura. ¡No lo olvides! Es la única cosa que merece que trabajemos por ella, que luchemos por ella, que muramos por ella.

- ¡Oh, papá! - protestó Scarlett - ¡Hablas como un irlandés!


                                                     Lo que el viento se llevó. Margaret Mitchell

lunes, 20 de febrero de 2012

La mansión de la Aurora



Una gran casa de muñecas a tamaño real cuyos inquilinos se extraviaron hace mucho tiempo.





























    La casa era importante. En eso, Dag y ella estaban de acuerdo. La casa era como una realidad viviente. Animada.
Por todas partes, misteriosos rincones y escondrijos. Profundos armarios y negros guardarropas. Arcos entre las habitaciones. Estufas de azulejos. Brillantes ventanitas de latón. Misteriosas hornacinas.

En la parte superior del armario de Nora había un pequeño cubo azul lleno de bolitas de piedra y un bolso bordado con perlas en el que había un frasquito de perfume y una fotografía amarillenta. Cuando destapó el frasco comprobó que seguía oliendo a perfume. La fotografía representaba a dos mujeres jóvenes y a una niña entre ellas. En el reverso estaba escrito: "Agnes y Hedvig, 1907" No ponía quién era la niña.

                                                                                         Agnes Cecilia. María Gripe.

lunes, 6 de febrero de 2012

Los niños de Peter
















                                      Foto "mano":  Rebis rhopografía  Rebis Debris         



La señora Darling llegó a la ventana, pues por el momento estaba vigilando a Wendy estrechamente. Le dijo a Peter que había adoptado a todos los demás chicos y que le gustaría adoptarlo a él también.

- ¿Me mandaría a la escuela? - preguntó él taimadamente.

- Sí.

- ¿Y luego a una oficina?

- Supongo que sí.

- ¿Y pronto sería mayor?

- Muy pronto.

- No quiero ir a la escuela a aprender cosas serias - le dijo con vehemencia - No quiero ser mayor. Ay, madre de Wendy, ¡qué horror si me despertara y notara que tengo barba!

- ¡Peter! - dijo Wendy, siempre consoladora - Me encantaría verte con barba.

Y la señora Darling le tendió los brazos, pero él la rechazó.

- Atrás, señora, nadie me va a atrapar para convertirme en una persona mayor.

                                                                                               Peter Pan. J.M.Barrie.