jueves, 22 de diciembre de 2011

El palacio celeste




















Se acercaban a la cumbre y la blanca casa desplegó ante ella una perfecta simetría; las grandes columnas, las amplias galerías, la techumbre plana, bella como una mujer hermosa tan segura de su rostro que puede ser gentil y generosa con todos. A Scarlett le gustaba Doce Robles más aún que Tara, porque tenía una dulce dignidad que, con toda seguridad, la casa de Gerald no poseía.

                                                               Lo que el viento se llevó. Margaret Mitchell.

1 comentario:

  1. ‎"La noche que la luz dejó de brillar en el balcón
    Sellaste la condena
    No tardaron en forzar la puerta, en entrar en casa
    Rebuscaron en tus míseras pertenencias. Se llevaron lo que quisieron
    Dormías en una tienda de campaña dentro del cuarto
    Tenías frío
    A algunos les pareció gracioso
    No era tu caso
    La ropa colgaba en el interior de un cable
    Rostros y cuerpos de mujeres. Libros usados por los suelos
    Una bolsa de miseria al lado de lujo decadente
    Cada cual hizo su pantomima, escenificó una comedia gloriosa con los despojos
    Volvieron a su rutina habitual
    Cada cual recibirá lo que se merece cuando otros pisen su tumba
    Todos morirán. Todas las casas serán reducidas a escombros. Sin excepción
    Ruinas
    No habrá fotografía
    Nunca imaginaste que ojos extraños verían y tocarían lo más íntimo
    Mejor que no lo veas"

    H.S.E. In memoriam M.D. Yjjou. El guardián del Palacio

    ► Ultimate Debris Region IV

    ResponderEliminar